9 sept. 2010

Círculo [22-08-2009]

[...]

Él no le deja más tiempo para pensar, y aparta la sábana dejando que los dedos le acaricien la piel según van bajando. Cuando llegan a su boca se detienen, y entonces se miran a los ojos. Él acerca sus labios a los de ella, despacio, como ha prometido, y ella suspira. Suavemente, sólo rozando su piel. Ángela arquea la espalda hacia él, que se incorpora y aparta la sábana, dejándola enrollada a sus pies, volviéndose a tumbar sobre ella.

-Anoche lo conseguiste.

Ella aparta la mirada un momento.

-¿El qué?

Carlos le acaricia la mejilla y sonríe.

-Conseguiste lo que querías, y yo...-no sabe como continuar-. Yo lo sentí. Y fue perfecto.

Ella aún no lo entiende, así que le besa en la nariz y espera a que continúe hablando.

-El círculo.

Ángela se encoge bajo él, y nota el nudo en el estómago que había conseguido ahuyentar desde que estaba con Carlos.

-¿No te acuerdas?

Ella niega con la cabeza.

-Quizás, si lo intentases otra vez...

Él se aparta y se tumba a su lado, cogiéndole la mano. Ella se siente insegura y no se mueve. ¿Por qué no lo recuerda? Carlos aprieta suavemente su mano; ésa era la señal que necesitaba. Ángela recorre con la mano libre el cuello de él, acariciándolo, subiendo hasta la barbilla, y desviándose luego hacia los hombros y los brazos.

-Tenemos tiempo... -de repente detiene el movimiento, esperando una respuesta-.

-Todo el tiempo que necesites.

-No sé muy bien qué es lo que tengo que hacer...

-No tienes ni idea de lo que está pasando, ¿verdad?


[...]

No hay comentarios:

Publicar un comentario