8 sept. 2010

.

Cuando tu corazón palpita tan duramente... No lo hace rápidamente, ni con lentitud. Es solo que parece hacerlo con mayor intensidad, como avisando de que está ahí, de que realmente existe.
Cuando pasa esto, no sé si alegrarme, o echar por la borda las últimas 24 horas de recorrido de la sangre caliente que, como muchas otras cosas, a veces parece real.

No hay comentarios:

Publicar un comentario