10 may. 2010

Verdades.

La lluvia me hace sonreír.

Me gusta tumbarme en el suelo sin ropa y sentir el frío.

Hay días que es imposible levantarse, pero haciendo un esfuerzo...

No tengo intención de dejar pasar el tiempo en balde.

Si recuerdo su olor y su piel, tiemblo. Y sonrío.

Si tuviera su olor y su piel, y estuviera lloviendo, entraría en éxtasis.

Todo el mundo compra relojes.






Yo empiezo y acabo contigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario