24 oct. 2010

La cosa más bonita del mundo.


A pesar de que a veces parezca que todo se va a la mierda, hay algunas cosas que cuentan. Y es que por lo visto sí existe algo que vale la pena, sí existe alguien bueno.
Me muero de ganas de pasar el día en la uni haciendo cosas y viviendo ajena a lo que hay fuera de ese mundillo, y llegar a casa y encontrarte allí, o esperarte, con la certeza de que llegarás, a una hora u otra, y ser un poquito más feliz.
Un poquito, porque, de momento, se me hincha el pecho al pensar en tí... Gracias por estar conmigo, y hacerme feliz.

Azul claro. Siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario