30 abr. 2011

Eres lo primero en lo que pienso cuando me levanto.
Como los pequeños rayitos de sol que se cuelan en mi
habitación por las rendijas de la persiana rota, que me despiertan cada día...

Y lo último en lo que pienso cuando me acuesto.
Como la lluvia, golpeando la ventana. O su ausencia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario