4 ene. 2011

No habrá problema.

Si puedo esconder la cabeza en el hueco perfecto que hay entre tu cuello y tu hombro...

No hay comentarios:

Publicar un comentario