26 nov. 2010

24.05.2010


Y ya van seis, y parece que no, pero QUE PUTA MIERDA.
Aún me acuerdo de esas conversaciones en cuarto de E.S.O, con alguien que no viene al caso, discutiendo de si era o no era buena persona. Si que lo era, sí. Y lo defendí en ese tiempo, y más tarde, y ahora. Una buena persona, eso es lo que era. La moto y los porros, daños colaterales, pero una MUY buena persona. En lo que llevo de vida, que son dieciocho putos años, he encontrado menos de cinco buenas personas... Y una de ellas se ha ido ya.
No me puedo imaginar cómo estará su familia, sus amigos, la que era su novia...

Se van los que no se tienen que ir. A veces el mundo, lo que pasa, lo que está pasando, y lo que ha pasado parece tan irreal, asqueroso, inaceptable, irrazonable, odioso, y tan jodidamente INJUSTO que deseo, por un momento, que se pare el tiempo y el movimiento y se puedan cambiar las cosas.

Yo me acuerdo aún, después de seis meses... y lo que me queda por recordar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario